La cuadratura del círculo

La cuadratura del círculo

Dar vida. Las agujas del reloj recorren la circunferencia indefinidamente. Tic, tac. Tic, tac. Y en un momento dado, ese nuevo ser empieza a cuestionar el recorrido haciéndonos conscientes de nuestra mortalidad.

Trascendiendo su propia materialidad, Laura Tarsitano recupera la confianza en el género humano de manera lúdica: relacionando el mundo geométrico y el orgánico. Se anima ahora, como en sus comienzos, a experimentar con la gestualidad de seres que, esta vez, no pertenecen necesariamente al mundo animal. Los toros, los caballos y los elefantes protagonistas de sus últimas series van cediendo terreno sin por ello dejar de perderlo. Desde los márgenes del círculo asoman obras como Artificio y Chocolate.

Es en la búsqueda de Tarsitano por encontrar nuevas formalizaciones dentro de la pintura figurativa donde se produce la transmutación. Carrousel, Olímpiadas y Tómbola constituyen un hiato de paso obligatorio para su propia liberación. Es aquí donde aparecen Autorretrato y 360: la confianza renovada de la artista por la especie humana. Tic, tac. Tic, tac. El signo antes que el significado. Los números antes que las formas. Se acercan desde el fondo y de a poco hasta ser protagonistas, para hacernos saber que las agujas nunca dejan de girar.

Luciana Olmedo Wehitt

twitter   Facebook